Clínica estética Madrid

El objetivo de un paciente que decide someterse a un tratamiento estético es conseguir una mejora en la calidad de vida, un aumento de la confianza y un resultado satisfactorio. Para llegar a ese objetivo, es necesario ponerse en las mejores manos de profesionales, un equipo humano que considere la satisfacción del paciente el mayor de los premios.

Ese es el principal motivo para escoger la Clínica Elena Jiménez, una clínica estética, situada en Madrid, donde lo principal es el trato con las personas, la ética para llegar al mejor resultado estético acorde con las necesidades de cada paciente.

Nuestra clínica estética ofrece una atención personalizada, un equipo completamente profesional con más de 20 años de experiencia, un programa de recuperación postcirugía, y la palabra de más de 8000 pacientes que han recibido un tratamiento inmejorable en nuestras instalaciones.

Los servicios que ofrecemos más mucho más allá de la solución mediante cirugía, contamos con un servicio integral, con tratamientos médicos y técnicas de medicina que se ajustan a cada caso concreto. Desde técnicas avanzadas de medicina estética, hasta la última tecnología en depilación láser y en la corrección de pequeñas imperfecciones, como la novedosa técnica Earfold para la corrección de orejas de soplillo.

Si estás pensando en realizar en tu cuerpo un cambio visible, no dudes en contactar con nosotros. Te asesoraremos desde el primer momento sobre el tratamiento más adecuado para ti.

La Clínica

En nuestra clínica estética de Madrid nos especializamos en cirugía estética y plástica, medicina estética y wellness. Para ofrecer el mejor servicio, contamos con unas instalaciones modernas y totalmente equipadas, que incluso han obtenido el certificado como centro autorizado por la Comunidad de Madrid.

Además, las operaciones más complejas se realizan siempre en hospitales preparados y equipados, también autorizados por la Comunidad de Madrid.

Entre las instalaciones de la clínica se encuentran varias consultas dotadas de las últimas tecnologías, una garantía de calidad que los pacientes tendrán desde el primer momento. Del mismo modo, todos los espacios de espera o de consulta menor, están equipados con las comodidades necesarias para que la estancia resulte agradable.

Contamos además con un innovador programa de recuperación rápida personalizada de cirugía, que se realiza según las necesidades de cada paciente. Este programa incluye la consulta previa y todas las consultas preoperatorias, realizadas por la cirujano Elena Jiménez. Es ella misma quien también se encarga de realizar el seguimiento postoperatorio una vez decidida la intervención. La doctora te acompañará durante todo el proceso, dándote pautas y consejos para que el camino sea lo más sencillo y el dolor soportable, con ideas sobre cómo moverse e incluso dormir tras la operación. Para garantizar el buen resultado del proceso, dos días después de la cirugía, se inician los ejercicios de rehabilitación, con drenajes linfáticos que hacen que la recuperación sea más rápida y menos dolorosa.

Puedes venir a vernos al centro de Madrid para consultar todas tus dudas, y comprobar, con tus propios ojos, que las instalaciones y el personal son los más adecuados para lograr tu satisfacción

El Equipo

Puesto que los servicios y tratamientos estéticos se solicitan en mucha mayor medida por mujeres, el equipo de nuestra clínica estética está formado principalmente por ellas. De esta manera se ofrece una mayor sensación de seguridad y tranquilidad a aquellas pacientes que deciden someterse a un cambio estético.

  • Doctora Elena Jiménez. Directora de la clínica, doctorada y licenciada en medicina y cirugía. Tiene una trayectoria impecable, con años de experiencia en los que se ha especializado en cirugía plástica, reparadora y estética.

  • Alicia González. Responsable del área de estética. Es especialista en estética y micropigmentación, de modo que se encarga de aquellos tratamientos estéticos que no requieren de cirugía.

  • Mercedes Fradejas. Responsable de la recuperación postcirugía. Se encarga de realizar las técnicas de fisioterapia necesarias para garantizar la más rápida e indolora recuperación de los pacientes.

  • Beatriz Serrano. Secretaria de la Doctora Jiménez. Se encarga de coordinar a todos los pacientes para que puedan recibir el trato más personalizado y adecuado a sus necesidades.

  • Patricia Pastur. Ayudante de la Doctora Jiménez. Especialista en estética que se encarga de ayudar a la doctora para lograr los mejores resultados en cada intervención.

Todas nuestras profesionales cuentan con años de experiencia que se traducen en pacientes satisfechos con mejoras visibles en su día a día.

Tratamientos

Todos los tratamientos que se realizan en nuestra clínica estética de Madrid, están orientados a mejorar la calidad y las condiciones de vida de las pacientes, a través de una intervención estética que modifique aquellas imperfecciones que suponen una disminución de autoestima y de la seguridad de cada persona.

Entre los tratamientos que se ofrecen dentro de la clínica, destacan las intervenciones de cirugía plástica, los tratamientos de medicina estética y otros tratamientos de belleza poco invasivos que se realizan en las propias instalaciones.

Cirugía Plástica

La cirugía plástica es una especialidad médica en la que se realizan correcciones o mejoras estéticas de anormalidades producidas en distintos puntos del cuerpo humano. Mediante una cirugía localizada, se reparan las deformidades y se reponen los tejidos, de modo que recuperen su función obteniendo una mejora de visual, y en muchos casos, también de la salud del paciente. Las técnicas actuales permiten que la recuperación tras la cirugía sea menos traumática y dolorosa para el paciente, logrando así un resultado satisfactorio en pocas semanas.

La cirugía plástica se puede aplicar en todo el cuerpo, teniendo una mayor incidencia en zonas que habitualmente están a la vista, o que pueden suponer un motivo de vergüenza para las personas con deformidades. Se demandan especialmente la cirugía facial, la cirugía íntima femenina, y la cirugía en el contorno del cuerpo.

Cirugía Facial

La cirugía facial tiene como objetivo principal rejuvenecer aquellas zonas de la cara marcadas por el paso del tiempo. Cada parte del rostro tiene su propio tratamiento, de modo que cada paciente encontrará una solución para su problema.

  • Rinoplastia. Es la cirugía de la nariz, a través de la que se corrigen problemas como la anchura, el tamaño, el perfil, o incluso problemas respiratorios derivados de un traumatismo o enfermedad. Es posible llegar a reconstruir la nariz de forma completa en caso de lesión o accidente.

  • Blefaroplastia. Esta cirugía se realiza en los párpados de los ojos, logrando eliminar las marcas o arrugas de expresión y dando un aspecto más terso a la zona. También se utiliza para retirar las bolsas inferiores, de modo que se consigue un aspecto rejuvenecido de la zona, con una expresión menos cansada.

  • Otoplastia. Se trata de la cirugía que se realiza en las orejas, para modificar imperfecciones como el tamaño de las mismas o reposicionarlas en el caso de orejas prominentes. Son intervenciones sencillas que logran resultados visibles desde el primer momento, mejorando la seguridad de las personas, especialmente si se trata de jóvenes o adolescentes.

  • Reconstrucción de agujeros en los lóbulos. Esta intervención permite reconstruir los lóbulos rasgados de las orejas en aquellos casos en los que se hubiera colocado un pendiente, un piercing o una dilatación. Con esta técnica se puede, además de reconstruir el lóbulo, extirpar el conducto de piel asociado al piercing, aumentar el grosor del lóbulo de la oreja, reducir el lóbulo de la oreja o reducir el tamaño general de la oreja.

  • Rejuvenecimiento facial. También conocido como lifting, es el proceso por el cual se hacen desaparecer las marcas de expresión que aparecen el rostro con el paso de los años. No hay una edad que limite la utilización de estas técnicas, ya que en la actualidad las lesiones son mínimas, al igual que el postoperatorio.

  • Mentoplastia. Dentro de la cirugía plástica facial, existe un campo de actuación muy importante, como es la remodelación del mentón y de los pómulos. A través de esta intervención, es posible colocar prótesis que marquen más la personalidad del paciente.

  • Remodelación facial. Además del mentón y de los pómulos, existen otras zonas en las que se puede actuar para eliminar imperfecciones o alteraciones como asimetría. Las partes que habitualmente se suelen remodelar don la mandíbula, las ojeras, o la zona inferior de la nariz.

En esta categoría se incluyen nuevas posibilidades de tratamientos, que sirven para mejorar ciertas zonas de la cara sin necesidad de cirugía. Son las conocidas como Earfold y Belkyra. La primera es una sencilla intervención para corregir las orejas de soplillo mediante un dispositivo externo. La segunda, se trata de inyecciones en la zona de la papada con un producto recién lanzado al mercado, un ácido quemagrasas que ya se utiliza en Estados Unidos, pero que todavía no se comercializa en España.

Cirugía Femenina

Se denomina cirugía femenina a todo tipo de intervención que tiene que ver con las partes más íntimas de la mujer, como son los senos o los genitales externos.

En el caso de la modificación estética de los genitales, es posible conseguir un rejuvenecimiento de los mismos a través de una cirugía poco invasiva, conocida como labioplastia. Por este proceso se puede aumentar la turgencia y el volumen de los labios mayores, además de disminuir el tamaño de los labios menores o realizar una liposucción en el Monte de Venus.

En el caso de los retoques en las mamas, las opciones son más amplias.

  • Aumento de pecho. También llamado mamoplastia de aumento, se trata de aumentar el tamaño de los senos a través de la colocación de una prótesis de silicona, con relleno de gel de silicona o solución salina. De este modo es posible mejorar la imagen de la paciente, corregir asimetrías y falta de volumen tras un embarazo, y ampliar las posibilidades a la hora de elegir el vestuario.

  • Mamas Tuberosas. Son situaciones en las que la mama adquiere una forma extraña, como de tubo, con areolas anormales, escaso desarrollo de la zona inferior del pecho y un tejido mamario más denso de lo normal. La solución pasa por realizar un tratamiento cirugía para buscar el tamaño adecuado de cada seno y para distribuir de mejor forma el tejido mamario. Se puede aprovechar esta operación para realizar un aumento o una reducción del pecho.

  • Reducción mamaria. Es un procedimiento quirúrgico bastante complicado y doloroso, por el que se disminuye el tamaño de los senos de pacientes que han llegado a sufrir un trastorno de salud provocado por este problema, como dolores de cuello o de espalda. Mediante la extirpación de grasa de la zona, tejido mamario y piel, se consigue un pecho más pequeño, ligero y firme.

  • Elevación mamaria. En casos en los que se cae el pecho tras uno o varios embarazos, es posible devolver los senos a su lugar mediante una sencilla operación por la cual recuperan también su antigua forma.

  • Oncoplástica. Se conoce así al proceso por el que se reconstruye un pecho que ha sido eliminado a causa del cáncer.

Dentro de esta categoría tiene cabida también la denominada ginecomastia, que es la cirugía realizada en las mamas de aquellos hombres que sufren una deformación por la cual el pecho es más similar al de una mujer.

Contorno Corporal

También demandado especialmente por mujeres, este procedimiento tiene como base lograr la mejora del contorno general del cuerpo.

  • Liposucción por ultrasonidos. Esta es una de las técnicas más avanzadas para conseguir eliminar la grasa sobrante en algunas zonas localizadas del cuerpo en las que antes no se podía realizar, como pueden ser muslos o brazos. Se trata de un proceso por el que los ultrasonidos forman burbujas de grasa en el exterior de la célula, que crecen hasta romperse y formar una emulsión oleosa que se puede succionar fácilmente.

  • Corrección del abdomen. Llamada abdominoplastia, es una operación por la que se elimina el exceso de piel y grasa abdominal, y se corrige la flacidez muscular. Este exceso se da sobre todo en pacientes que han sufrido un aumento y pérdida de peso bruscos, o después de un embarazo. De esta forma se consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

  • Mommy Makeover. Es un proceso que actualmente está muy de moda entre las celebridades para recuperar rápidamente la figura tras un embarazo. A través de una misma intervención se retocan los pechos, el abdomen, las piernas y los brazos, de modo que se recupera el aspecto original de la mujer de manera rápida y eficaz.

Medicina Estética

En esta categoría se incluyen todos los tratamientos que no precisan de una cirugía para completarse, y que se pueden realizar directamente en la consulta de la propia clínica de Madrid.

Tratamientos Faciales

Dentro de los tratamientos que se pueden realizar sin cirugía, existen algunos muy comunes que mejoran con muy poco esfuerzo las características físicas de la cara y de otras partes del cuerpo.

Una de las más utilizadas es la intervención con Botox para eliminar algunas marcas y arrugas de expresión de la cara.

Se realiza también la micropigmentación médica o maquillaje permanente, una técnica para implantar pigmentos específicos en la piel, de forma inocua e indolora, consiguiendo resaltar la belleza natural de la mujer.

Otra de las técnicas más demandadas es el llamado lifting sin cirugía, un proceso sin anestesia ni sedación por el que se consigue una mejora armónica, natural y estable de la cara. Se realiza a través de masajes asistidos con otros elementos como radiofrecuencia, Botox o rellenos de Hialurónico.

Para conseguir la mejor hidratación de la piel de la cara, se realizan técnicas de mesoterapia y nutrición intensa, de modo se obtiene un aspecto más natural, joven, luminoso y sin imperfecciones. Los productos utilizados están autorizados por el Ministerio de Sanidad, y se basan en vitaminas, ácido hialurónico y homeopatía. También se utiliza un nuevo modelo, el tratamiento conocido como Juvederm Hydrate, que es la mesoterapia mejor considerada por los especialistas.

Otra alternativa para lograr la mejoría de la piel es realizar un peeling, que puede ser superficial, medio o profundo dependiendo de las condiciones de partida de cada paciente. Es una buena forma de eliminar manchas, arrugas, acné, pieles secas y flacidez facial.

Como novedad, se ofrece la posibilidad de realizar un tratamiento natural con plasma rico en plaquetas, producido a partir de la propia sangre de cada paciente. Este proceso sirve para suavizar las marcas de acné o cicatrices y para eliminar arrugas finas, además de prevenir el envejecimiento cutáneo.

Siempre es recomendable además seguir un control nutricional médico para tratar problemas como el sobrepeso, a través de una dieta adecuada y personalizada para cada paciente. De este modo se puede modificar el metabolismo para reducir los depósitos grasos sin afectar a la masa muscular.

Tratamientos Corporales

Es posible además realizar una combinación de varios tratamientos, diseñando un protocolo específico y personalizado para tratar diversos problemas como la celulitis, la flacidez, el exceso de grasa, las varices, etc.

Estética

Son tratamientos que se realizan sin cirugía ni invasión del interior del cuerpo. Una forma de rejuvenecer el rostro y el cuerpo mediante técnicas seguras y ligeras que mejoran visiblemente la salud de la piel.

  • Radiofrecuencia. Consiste en aplicar energía a través de la piel hasta una zona profunda de la dermis. Es un tratamiento no abrasivo que no afecta a la capa superior de la piel, pero que consigue una acción directa sobre las fibras de colágeno a través del aumento de temperatura de las mismas.

  • Endermología. Esta técnica francesa se ha extendido rápidamente por el mundo como forma de combatir la celulitis y mejorar la condición de la piel. Trata los tejidos conjuntivos cutáneos y subcutáneos con unos resultados excelentes que sorprenden tanto a nivel estético como fisiológico.

  • Cabina de Estética. Los productos de la marca Klapp han logrado un importante avance en cuanto a los mecanismos que hacen envejecer la piel. A través del sistema de cuidado especial EXTREME, se consigue restablecer el equilibrio entre agua, grasa y factores que determinan el grado de humedad.

  • Radiofrecuencia. Con esta técnica es posible remodelar la figura, eliminar la celulitis y la flacidez y tersar la piel de la cara. Se aplica una energía que se convierte a calor, no invasiva, por la que se corrigen estos típicos problemas de la piel.

  • Masajes terapéuticos. Por este proceso no solo se consigue una mejora del estado físico de la piel, además, se logra un efecto terapéutico que mejora la función circulatoria, recuperar la movilidad en tejidos dañados, aliviar o reducir el dolor, optimizar la conciencia sensorial, proporcionar apoyo humano, relajación, bienestar y ayuda en la recuperación de la salud.

  • Celulitis. Para luchar contra este problema, nuestra clínica estética de Madrid ofrece uno de los tratamientos más novedosos y demandados en la actualidad. Es un tratamiento de alta estética que mejora la silueta y reduce la celulitis. Se basa en un peeling de sales scrub para eliminar impurezas, la aplicación del Serum Attack, y finalmente la crema Adipocel.

Otros Tratamientos

Para garantizar los mejores resultados posibles, se deben tener en cuenta otra serie de tratamientos que igualmente no requieren de cirugía, y que se basan en la utilización de las últimas tecnologías en cuando a estética.

Unidad Láser

Mediante la técnica del láser, es posible eliminar otros problemas habituales, de forma segura y prácticamente indolora, sin necesitar ningún tipo de reposo tras la operación.

Por este método se realiza la depilación en cualquier zona del cuerpo, que puede llegar a ser permanente tras las sesiones requeridas. También es posible realizar un rejuvenecimiento facial con esta técnica, emitiendo miles de minúsculos haces que alcanzan las capas más profundas de la piel donde desprenden calor que hace que el tejido sano cicatrice más rápido.  Finalmente, es posible tratar con este método las llamadas arañas vasculares, pequeñas varices que se pueden eliminar fácilmente a través del tratamiento adecuado.

Lo principal antes de someterse a una operación es tener en cuenta lo que se desea conseguir, mantener unas expectativas realistas y no acudir obligado por el entorno social. La decisión debe ser propia, al igual que se debe ser consciente de que un cambio estético puede ayudar a mejorar la calidad de vida, pero nunca va a modificar la esencia de quienes somos, o de cómo nos ven los demás.